Plasma rico en plaquetas (PRP)
157
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-157,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive
Category
Estética Facial

Plasma rico en plaquetas

 

Consiste en la infiltración de factores de crecimiento autólogos que se obtienen de las plaquetas de la propia paciente. Es un preparado no tóxico y no alérgico, cuya función está ligada a la liberación de los factores de crecimiento que están en las propias plaquetas.

 

El plasma rico en plaquetas permite una regeneración absoluta de la dermis logrando, a través de los factores de crecimiento, actuar positivamente sobre la involución celular que provoca el envejecimiento.

 

Asimismo se utiliza en otras especialidades para estimular la reparación y regeneración de tejidos dañados o heridas.

 

En Medicina Estética sus aplicaciones principales son, en primer lugar, el rejuvenecimiento cutáneo seguido de otras indicaciones como la celulitis, el acné, las cicatrices, la alopecia y como coadyuvante en tratamientos de radiofrecuencia, peelings y láseres.

 

Se aplica (previa anestesia local regional generalmente en crema) a través de múltiples infiltraciones distribuidas por todo el rostro.

 

El efecto máximo se visualiza a los 3 meses. Se recomienda realizar este procedimiento dos veces al año.