Mesoterapia
156
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-156,bridge-core-2.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive
Category
Estética Facial

Mesoterapia

 

Es hoy en día una de las técnicas no quirúrgicas más solicitadas.

 

Se usa fundamentalmente en el tratamiento de la flaccidez, arrugas, secuelas de acné y deshidratación de la piel en rostro, cuello, escote y  manos.

 

Con este tratamiento conseguimos revitalizar y mejorar el aspecto de la zona tratada con altos grados de satisfacción por parte de la paciente.

 

Es una técnica de inyección mínimamente invasiva a través de la cual se colocan principios activos directamente y en dosis bajas, sin efectos colaterales de importancia, en aquellos lugares de la piel en los que debe actuar.

 

Se pueden aplicar bajo esta técnica tanto productos tradicionales como homeopáticos. Se aplica en forma manual o por dispositivos especiales “pistolas de mesoterapia” con crema anestésica local para evitar molestias.

 

El producto más utilizado es el ácido hialurónico, pero también se pueden colocar y combinar otras sustancias como vitaminas, coenzimas y antioxidantes. También se pueden utilizar factores de crecimiento derivados de plaquetas (PRP) para estimular el crecimiento de los vasos y el colágeno, asociado o no, a ácido hialurónico.

 

Es un tratamiento biológico y progresivo. La sesión dura aproximadamente 30 minutos. Se necesita un número de sesiones, en general seis sesiones, a realizar en tres o cuatro meses para un rejuvenecimiento visible de la piel. Al mismo tiempo suele ser conveniente un mantenimiento a razón de una sesión cada seis meses.